Esta es una gran receta de mi esposa Julie Piatt. A los 4 de nuestros niños les encantan para el desayuno, y combinan muy bien con mermelada o un sustituto de mantequilla vegana. Alternativamente, los bollos son deliciosos y se sirven como panecillos con platos como puré de papas vegano y salsa de champiñones, chile vegano de frijoles negros o vegetales […]
Los sabores escandinavos típicos del caviar de eneldo, limón y algas marinas combinan muy bien con este 'salmón' vegano. Servido con mayonesa vegana de rábano picante, papas hervidas frescas y una colorida ensalada de repollo que complementa el toque nórdico. Ingredientes: Rinde 5 porciones 2-2 1/3 taza de zanahoria rallada 3-4 tomates picados, cáscara finamente rallada y jugo de ½ limón 1 […]
Mizuna es una verdura de hoja verde japonesa, que sabe a una forma suave de rúcula. Si no está disponible, la rúcula será un buen sustituto. Ingredientes (Sirve 4-6 como ensalada): 1 bulbo de hinojo grande, incluyendo frondas 1 manojo grande de mizuna, tallos cortados y retirados ¼ de taza de perejil fresco picado 2 cucharadas de jugo de limón fresco 2 […]
Esta versión de un pastel de Elvis, un pastel de plátano tierno sano pero que se derrite en la boca con un glaseado de mantequilla de maní, no es tan engorroso o aterrador. De hecho, es un pastel bastante bajo en culpa, especialmente si lo haces con harina de hojaldre integral.
Ingredientes: 12 onzas de champiñones 1 cebolla mediana 1 cucharada de aceite de oliva 1 cucharada de agave 1 cucharada de vinagre balsámico 1 aguacate maduro 1 tomate 1 diente de ajo, prensado 3 cucharadas de aceite de oliva 1 1/2 taza de agua para procesar sal y pimienta 1 cucharada de aceite de oliva Preparación: Comience marinando y luego deshidratando los champiñones y picados […]
Estos pequeños bocadillos son absolutamente sorprendentes en sabor, sabor y nutrición general. Son una alternativa saludable a las papas fritas regulares y saben a Doritos. ¿Te acuerdas de Doritos? ¡Claro que si! Solía ​​comer esas cosas cuando era niño y era adicto a ellas. Crujiente y cursi! Cuando leo la lista de ingredientes en una bolsa de Doritos ahora, me horroriza lo que puse en mi cuerpo. No sabía nada mejor sobre nutrición. Si me sabía bien, me lo comí. Atrás han quedado esos días, ¡gracias a Dios!