Para hacer un sándwich de falafel verdaderamente auténtico, ¡el pan de pita es imprescindible! ¡Este pequeño bolsillo redondo ha sido un elemento básico en el Medio Oriente por más de 4,000 años, y por una buena razón! Es esponjoso, delicioso y versátil. ¡Rellene esta maravilla israelí con sus falafels, sus verduras favoritas o simplemente un montón de hummus!

Pan de pita israelí (vegano)

  • Libre de lácteos
  • Vegano alto en carbohidratos
  • Vegano
anacardo vegano

Sirve

18 rollos

Hora de cocinar

6

Ingredientes

  • 8 tazas de harina
  • 2 cucharadas de levadura seca activa
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 2 1/2 tazas de agua tibia


Preparación

  1. Disuelva la levadura en un poco de agua tibia y deje crecer durante 10 minutos.
  2. Vierta la harina en el tazón de una batidora de pie, haga un pozo en el centro y agregue la levadura, el azúcar y el aceite de oliva.
  3. Comience a amasar con un gancho de masa e incorpore agua tibia gradualmente hasta obtener una masa suave y homogénea.
  4. Agregue sal y amase durante 10 minutos hasta obtener una masa suave.
  5. Cubra con un paño y deje que la masa se levante en un lugar cálido durante 1 hora.
  6. Golpee la masa sobre una superficie de trabajo y divídala en 18 piezas. Forme una bola con cada pieza y deje reposar durante 15 minutos.
  7. Enrolle cada pieza de masa con un rodillo, hasta un grosor de aproximadamente 1/2 pulgada.
  8. Precaliente el horno a 460 ° F y coloque una bandeja para hornear en el horno. El horno y la bandeja para hornear deben estar muy calientes.
  9. Rocíe todos los panes con agua tibia y colóquelos en el plato caliente. Hornee pan durante 5-6 minutos.

Información nutricional

Calorías totales: 4523 # Carbohidratos totales: 748 g # Grasas totales: 108 g # Proteínas totales: 96 g # Sodio total: 4243 g # Azúcar total: 12 g Por porción: Calorías: 251 # Carbohidratos: 42 g # Grasas: 6 g # Proteína: 5 g # Sodio: 236 mg # Azúcar: 1 g Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.