¡Celebra el comienzo del Año Nuevo chino con estas deliciosas albóndigas! Estas albóndigas están llenas de verduras y tofu, ¡y son un par fantástico con salsas de jengibre o chile que se incluyen en esta receta!



Bolas de masa hervida de año nuevo (veganas)

  • Libre de lácteos
  • Vegano

Calorías

86

Sirve

24

Hora de cocinar

15

Ingredientes

Para los envoltorios:

  • 3 tazas de harina de trigo integral blanca
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 taza de agua caliente
  • 1 cucharada de aceite de sésamo ligero


Para el llenado:

  • 1 1/2 cucharadas de aceite de oliva, más más según sea necesario
  • 2 tazas de espinacas frescas finamente picadas
  • 1 taza de calabaza finamente picada
  • 6 onzas de tofu extra firme, finamente picado
  • 1 tallo de cebolla verde, finamente picado
  • 1 pieza (2 pulgadas) de jengibre, recién rallado
  • 1 tablespoon tamari or soy sauce
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta blanca

Para cocinar las albóndigas por lote:

  • 3 cucharadas de aceite de semilla de girasol
  • 1/4 taza de agua filtrada por lote


Salsa de jengibre y cebollín:

  • 1 pieza (2 pulgadas) de jengibre, finamente picado
  • 1 cebolla verde finamente picada
  • 1 1/2 cucharaditas de aceite de sésamo
  • 1/4 cucharadita de sal
recetas de filetes de tofu

Salsa de chile:

  • 2 chiles pequeños, finamente rebanados
  • 2 tablespoons tamari or soy sauce
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz

Preparación

  1. Haga los envoltorios: en un tazón grande, tamice la harina, el polvo de hornear y la sal. Agregue el agua caliente y el aceite de sésamo y revuelva hasta que la mezcla comience a agruparse. Amasar en el recipiente hasta que se forme una bola de masa.
  2. Extienda la masa sobre una superficie de trabajo limpia y amase durante 10 minutos más, o hasta que la masa se vuelva suave y elástica. Envuelva la masa en papel pergamino y deje reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos, pero no más de 1 hora.
  3. Prepara el relleno: calienta una sartén grande y seca a fuego alto. Agregue 1 1/2 cucharadas de aceite de oliva, agitando la sartén para asegurarse de que el fondo esté bien cubierto. Agregue los ingredientes de relleno y saltee durante 5 a 7 minutos, o hasta que la mezcla se ablande y cualquier líquido se haya evaporado.
  4. Transfiera a un tazón y deje enfriar durante al menos 30 minutos, revolviendo la mezcla ocasionalmente para asegurar que se libere el vapor.
  5. En una superficie de trabajo limpia y ligeramente enharinada, enrolle la masa de envoltura en un hilo largo de aproximadamente 1 pulgada de diámetro y divídala en 24 piezas iguales. Con un rodillo, aplane cada una de las piezas y extiéndalas en rondas de 1/8 de pulgada de grosor (si lo desea, córtelas a tamaños uniformes con un cortador de galletas circular grande o trace alrededor de ellas con un tazón pequeño invertido y un cuchillo afilado). Cubra las rondas de masa enrolladas con papel pergamino para evitar que se seque.
  6. Tome asiento y póngase cómodo en una superficie de trabajo limpia y seca. Coloque un poco de agua en un tazón pequeño para sellar las envolturas y forre una bandeja para hornear con papel pergamino.
  7. Ensamble las albóndigas: coloque una masa redonda en la palma de su mano. Coloque una cucharada del relleno en el centro de la masa redonda; tenga cuidado de no sobrellenar, o serán difíciles de cerrar. Sumerja la punta de su dedo en el agua y humedezca todo el perímetro de la envoltura. Dobla la envoltura por la mitad en un semicírculo y pellizca firmemente los bordes para sellar (también puedes pellizcar los pliegues en los pliegues, aunque eso no es necesario). Coloque la bola de masa montada en la bandeja para hornear preparada y continúe hasta que se acaben los envoltorios o el relleno. (Si planea cocinar las albóndigas en una fecha posterior, en este punto, puede colocar la bandeja en el congelador. Asegúrese de colocar las albóndigas en una sola capa. Después de 3 horas, o cuando estén congeladas, transfiéralas a un recipiente para un uso futuro.)
  8. Caliente una sartén grande y seca a fuego alto. Agregue 1 1/2 cucharadas de aceite de semilla de girasol, agitando la sartén para asegurar una capa uniforme de toda la superficie. Agregue algunas de las albóndigas en una sola capa, asegurándose de no sobrecargar la sartén y agite suavemente la sartén para asegurarse de que las albóndigas se cubran con aceite y no se peguen al fondo de la sartén.
  9. Reduce el fuego a medio, tapa y tuesta por 5 minutos.
  10. Con cuidado, agregue 1/4 de taza de agua a la sartén, cubra y cocine por 6 minutos, o hasta que esté al vapor y el líquido se haya evaporado. Rocía 1 cucharada más de aceite. Cocine sin tapar por 3 minutos más o hasta que la piel se haya doblado. Voltee las albóndigas, agitando la sartén para evitar que se peguen al fondo, y cocine, sin cubrir, durante 3 minutos más, o hasta que estén crujientes por el otro lado. Agregue más aceite entre lotes para mantener la superficie bien cubierta.

Para salsas:

  1. Mezcle cada uno de los ingredientes de la salsa en dos tazones pequeños.

Notas

Información nutricional calculada sin salsas.

Información nutricional

Por porción: Calorías: 86 # Carbohidratos: 12 g # Grasas: 4 g # Proteína: 3 g # Sodio: 96 mg # Azúcar: 0 g Nota: La información que se muestra se basa en los ingredientes y la preparación disponibles. No debe considerarse un sustituto del consejo de un nutricionista profesional.